sábado, 14 de julio de 2012

Aprendizaje móvil




El aprendizaje móvil, conocido como ‘m-learning’ en inglés, involucra el uso de teléfonos celulares comunes e inteligentes, ya sea solos o en combinación con otras tecnologías, con objetivos educacionales.

Con cerca de seis mil millones de suscripciones móviles en todo el mundo, estos dispositivos representan una oportunidad sin precedentes para apoyar el aprendizaje en un formato incluso más barato, ubicuo y portátil que los computadores más económicos.

En América Latina: “Los teléfonos celulares son un recurso que ya está siendo empleado por un importante número de estudiantes y sus profesores”, dijo a SciDev.Net Victoria Uranga, coordinadora de la sección de Gestión del Conocimiento de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC) de UNESCO. “El próximo desafío es desarrollar más aplicaciones educativas para esta tecnología”, agregó.

Uranga señala que la tecnología tiene un tremendo potencial “como un camino hacia la inclusión” y la participación educativa, una visión que es compartida por Ignacio Jara, coautor del informe 'Aprendizaje móvil para profesores en América Latina'.

Las iniciativas de Chile y Colombia, ambas asociadas a la iniciativa internacional BridgeIT (una asociación para proporcionar programas educacionales multimedia a escuelas de todo el mundo), brinda una capacitación semestral a profesores para ayudarles a planificar sus lecciones de matemáticas, ciencia e inglés usando actividades de aprendizaje interactivas y centradas en el estudiante.

En estas iniciativas los maestros reciben teléfonos inteligentes con conexión inalámbrica y un proyector de video. Esto les permite descargar y exhibir videos educacionales para motivar a los estudiantes o profundizar contenidos específicos o experimentos científicos.

La tasa de penetración de en América Latina es muy alta para los teléfonos celulares tradicionales. En 2008, más de 80 por ciento de los niños de 10 a 18 años en la región tenían un teléfono móvil, incluyendo a adolescentes de comunidades rurales y pobres. Y, a diferencia de los computadores, los celulares son económicamente accesibles para la mayor parte de la población de la región. Los autores destacan, además, que los teléfonos móviles tradicionales “son particularmente adecuados para su uso en zonas rurales, donde los recursos educativos son escasos y las conexiones fijas de banda ancha no existen o son poco confiables”.

“Dado que muchos profesores y estudiantes tienen acceso a teléfonos celulares, existe una oportunidad para que el sistema educativo piense en cómo aprovechar una infraestructura que ya está ampliamente diseminada en muchas de las comunidades en las que éste funciona”, dijo a SciDev.Net Michael Trucano, especialista en educación e investigador senior en TIC (tecnologías de la información y comunicación) del Banco Mundial. Pero mientras se observa un importante progreso, estas experiencias de aprendizaje móvil en América Latina también enfrentan desafíos para continuar la expansión de tales proyectos.

Fuente:
http://noticias.universia.net.co/ciencia-nn-tt/noticia/2012/07/02/947608/aprendizaje-movil-abre-camino-america-latina.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada