martes, 15 de noviembre de 2011

LA EDUCACIÓN EN COLOMBIA Vs CHINA

La educación preescolar, es base de aprendizaje y formación; ya sea académica, personal o cultural. La educación en la infancia es la ventana al mundo de las costumbres exteriores, prácticamente es el momento en el que como personas naturales adquirimos una identidad cultural del país en donde nacimos. Claro está que esta educación formal se fortalece aún más con la formación del hogar y las costumbres sociales.

Para abrir un poco nuestra visión de las diferentes culturas académicas vamos a comparar nuestro modelo de educación con el de un niño en China.

La educación de un niño en china:

Mientras que en Europa los adolescentes son más permisivos y de algún modo no ven con autoridad al maestro y ven la educación no como una obligación para obtener oportunidades laborales sino como una etapa más de la vida, en China se aplica la educación en niños y jóvenes con grandes intensidades horarias y cargas académicas extremas, tanto así que los adultos consideran que no podrían soportar el nivel de exigencia. Los niños terminan por convertirse en maquinas que tienen muy poco tiempo para jugar y muchas responsabilidades académicas que involuntariamente los mantiene inmersos a cumplir con excelencia este ciclo escolar.

Ahora bien, existen grandes oportunidades para los niños y jóvenes que se destaquen en la formación académica, pues de ser así su futuro y las posibilidades de acceder a una buena Universidad y obtener una estabilidad profesional aumenta.

El horario escolar a que están sometidos, consiste en: Horas de clases presenciales en el Aula de clases, posteriores asesorías o clases adicionales por día en las horas de la tarde para aclarar y profundizar en una materia específica y finalmente culminar con la elaboración de tareas en las horas de la noche.

Los padres de familia incentivan a sus hijos a dedicarse por completo al estudio a pesar de ser un arduo trabajo que en un futuro se verá reflejado con una buena estabilidad laboral. Las personas que en este país no tienen posibilidades de acceder a una educación completa deben someterse a diversos trabajos con extenuantes horas de trabajo y con remuneraciones decadentes, que apenas suplen las necesidades diarias. Claro está, que estos mismos aseguran que someter a sus hijos a una educación tan estricta como esta es privarlos de desarrollar sus habilidades infantiles. Así que como diríamos en Colombia “Unas por otras”.

Finalmente los estudiantes culminan su etapa de bachiller, terminan la Universidad y entran a la etapa laboral, en esta etapa las presiones por parte de docentes y padres de familia se anula y el joven tiene la posibilidad de hacer con su vida lo que crea pertinente, empieza a tomar decisiones solo y se enfrenta a un mundo totalmente Autónomo. En algunos casos es un éxito pero en otros no funciona y el cambio es tan brusco que en un porcentaje mínimo de personas se recurre al suicidio consecuencia de la impotencia de manejar su nueva vida.

Evidentemente el Gobierno se ha encargado de crear maquinas de estudiar, la competencia entre estudiantes es feroz y la situación se complica en las zonas rurales y de pobreza en donde el nivel de competencia por adquirir un cupo universitario y la necesidad de cambiar de estilo de vida se convierte en una necesidad fundamental para dejar de lado el mundo del campo e incursionar en la ciudad.

Según estudios, Los pedagogos advierten que fruto de este comportamiento aparece la frustración, desaparece la creatividad y aparecen problemas mentales, algunos derivan, como hemos dicho antes, en el suicidio. Ya que la edad infantil solo llega una vez y solo una vez se puede vivir. Lo ideal es no sobrepasar los extremos y nivelar ambas costumbres académicas y culturales netas de la edad preescolar.

Educación en Colombia:

La educación es parte de la vida, desde niños estamos inmersos y destinados a recibir una educación preescolar. Cada vez más los bebes están siendo educados y en algunos casos criados por otras personas diferentes a los padres de familia, teniendo en cuenta que la licencia de maternidad cubre apenas 3 meses de vida del bebe después del parto, obligando a las madres a retomar su vida laboral, destinando el cuidado del niño a terceros desde temprana edad.

Los jardines terminan por convertirse en el segundo hogar de los infantes, teniendo en cuenta que permanecen allí hasta que sus padres terminen el horario laboral. Es entonces cuando la formación académica de los niños con el tiempo ha empezado a dictarse antes del primer año de edad.

Hay que resaltar que varias décadas atrás las madres no eran cabeza de hogar y podían dedicar su tiempo al cuidado de los niños, despertar en ellos otro tipo de destrezas y enseñar otro tipo de actividades que no precisamente se concentran en actividades escolares sino que forman la integridad, personalidad y valores en esta edad. En la actualidad los hogares disfuncionales abundan, las madres cabeza de hogar son más frecuentes y la escuela es la mejor alternativa para encargarse de la educación y formación de sus hijos.

Así entonces la formación académica se ha convertido en parte fundamental en la vida, es una etapa de formación que con los años ha dejado de ser exclusiva para personas con posibilidades económicas y ahora hay múltiples formas de acceso.

Claro que a diferencia de China, el estudio es una POSIBILIDAD de acceso y oportunidad de estabilidad laboral, pero NO asegura que todos los profesionales corran con la misma suerte.

Un ejemplo claro es el caso de Ana María Rojas publicado en el portal web de elcolombiano.co m en donde mencionan que invirtió 82 millones de pesos en su educación. Estudió administración de empresas en una universidad privada. Pagó un promedio de 4 millones de pesos por cada uno de los diez semestres. Van cuarenta.

Realizó un postgrado en mercadeo y en ello invirtió 6 millones de pesos el semestre. Cuatro semestres, 24 millones. El año pasado se matriculó en un curso intensivo de inglés en Inglaterra, por el que pagó 18 millones de pesos.

Una profesional como con estas características es valorada en el mercado laboral. Sin embargo, según la escala de mínimos salariales de la red Enlace Profesional, de Eafit, las empresas pagarían entre 2,6 millones de pesos y 3,3 millones de pesos al mes por contratarla.

Este caso muestra como la inversión que se hace a la educación no garantiza que sea recuperada de la misma manera en que se invirtió. Y si es así en el caso de una persona tan preparada como Ana María ¿qué oportunidades tiene las personas que tienen un nivel académico básico?

Otro factor a tener en cuenta es el incremento en la oferta de profesionales y la escasa demanda de instituciones laborales que requieren servicios. Un empresario prefiere mantener con un mínimo a un personal técnico, que mantener a un profesional a un costo más alto. Diferentes factores pueden relacionarse como: la falta de experiencia, los lugares de formación, la edad, capacidad de tiempo y salario.

Finalmente es imprescindible relaciona el estudio con un futuro laboral y económico asegurado, en este país la palanca y la suerte son los aliados de un futuro mejor. Es decir nos educamos sin saber si efectivamente eso nos ofrecerá una calidad de vida mejor o resultaremos ejerciendo otra labor diferente a la que nos formamos.

Ambas culturas mentalizan la importancia del estudio para llegar a tener una vida mejor, pero en realidad son tan diferentes en el momento que los gobiernos prevén de maneras diferentes las consecuencias del estudio. Indudablemente las oportunidades y culturas son diferentes en ambos países.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada